La habilidad del deseo

Imagen

Fotografía: Esther González.

 

 

Tú, enganchado a otra que lleva mi cuerpo puesto

sobre un alma de cristal,

curioso espejo en el que caben todos los océanos del mundo,

allí donde no hay derrotas

y las monas lisas sonríen

sin preguntas en los labios,

-y acaso sin dientes-

con un pasado de perlas ficticias

a imagen y semejanza del futuro

inexistente.

Vino y fue la inspiración del poeta,

mi pecho contra tu pecho,

lejos de los versos muertos,

la odisea cansina que me bajaba como plomo

hasta los pies,

al asfalto pegados,

y sombras de terciopelo me dijeron:

“huir es un acto prudente”.

Tú y yo fuimos sensatos,

en un momento que ahora,

no es este,

hay una caja abierta

que no guarda nada

excepto en los días que

olvido

olvidas

olvidamos

que desear es un verbo

con mucha habilidad

para tapar los ojos

y la voz

con participios.

Judith Bosch 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s