Ser y amar

madre1 madre2 madre3 madre4 madre5 madre6 madre7 madre8

Fotografías: Sergio Rosales Medina

He vuelto a soñar contigo y en el sueño

-y en el después-

alguien me dijo que no importan los años

ni las alas que me he ganado,

ni las veces que te he pensado para no sentirte

y te he sacado y sujeta por el cuello te he mantenido

cara a cara,

para gritarte que no me sirves,

que he caminado y que nada te debo.

Pero nada importa,

porque tú me enseñaste a ser y amar.

He vuelto a soñar contigo y

-después de tantos meses-

boca arriba he llorado:

tu pena, la mía y esa desesperación

que durante la niñez confundí con nostalgia,

la necesidad de escapar de ti y quitarme tu amor de encima

como la serpiente que muda la piel.

Pero nada importa,

porque tú me enseñaste a ser y amar.

He vuelto a observarme y a dar vueltas y  a observar lo que tengo,

lo que soy,

lo que espero y lo que deseo

-en el fondo-,

un fondo tan oscuro como la muerte que te guarda.

 

¡Oh, mujer!,

hoy he vuelto a tenerte viva,

firme frente a mi lecho,

metiéndome en el cuerpo,

en la mente y en el alma,

todos los miedos,

toda la desesperanza,

toda la tristeza del mundo,

con una mirada y basta,

jamás te hizo falta hablar

pero jamás lo supiste, ni lo sabes ni lo sabrás:

porque nada importa,

hasta el aire es ruido:

tú me enseñaste a ser y amar.

Anuncios

Un comentario en “Ser y amar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s