Cerveza de Más IV: expectativas, aciertos, errores…. y tiempo.

Imagen

Expectativas, aciertos, errores… y tiempo

Es normal que te levantes una mañana y decidas, de una manera más natural que pensada, que nada de lo que harás en los próximos años será satisfactorio para ti si no incluye el concepto “compartir”. Y también es normal que te levantes una mañana y decidas, pienses, sientas, que “compartir”, como realidad y concepto, no se lleve del todo bien con los momentos efímeros, las circunstancias y la gente que pasa. Es normal que te levantes una mañana creyendo que eres una parte satisfactoria de la multitud si lo que haces tiene sentido para ti y para otro (otros) y además si ese sentido se antoja duradero y lleno de productivas consecuencias.

Predicar el hedonismo individual y ese supuesto egoísmo saludable que impregna el siglo XXI de personas orgullosas de pensar, sentir, ser y hacer para ellas no resulta satisfactorio ni creativo ni productivo a largo plazo. Y es normal.

Es normal que te sientas inútil si el mundo va al revés y tú no intentas cambiar la mínima cosa para mejorarlo. Y es normal que te sientas solo, y sobrante y demasiado en un conjunto extraordinariamente vasto, de bolas, individuos que chocan y se separan como las burbujas del Champang. Es normal que caiga la tarde, esta y la siguiente y tantas más, y no entiendas el tiempo dentro de un significado mayor sino como parte de una soledad gris y pegajosa.

Es normal que tengas una crisis; no guarda relación con los veinte ni los treinta ni los cuarenta ni los cincuenta ni ninguno de sus múltiplos: te han enseñado a ser “normal”, dentro de un mundo de códigos de barra, enfermos egocéntricos que no crecen y es normal, dentro de lo “normal” que, después del tiempo, los golpes y los momentos de fortuna, después de lo que ocurre y no permanece, te confundas y luego te centres y medites y apuestes por otra vida, otros “porqués”, otro sistema. Porque es normal, que nadie te invite a creer lo contrario; es normal que la normalidad, finalmente, te lleve al sinsentido y al más áspero y desagradecido aburrimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s