LA CAVERNA DE PLATÓN

lacavernadeplaton1lacavernadeplaton2 lacavernadeplaton3 lacavernadeplaton4 lacavernadeplaton5

Imágenes de la fotógrafa y artista plástica Magdalena Medina Benítez.

SITUACIÓN: encuentras unas imágenes absolutamente evocadoras, tienes un título que les viene “ni pintado” pero te falta contenido.

SOLUCIÓN: pedirle cinco palabras a tus amigos, sentarte, pensar y….

RESULTADO:

Espejo, Dios, Tinto, Respeto y Éxito. Elegidas por Fabrizio Ferrari.

Las he metido en este microrrelato divino:

SOFISTICADO CANiVAL

No importa que haya creado a la especie más devastadora de todos los tiempos, que se alimente de culpas e hipocresía, ni que en el Universo se le desprecie por jugar sucio. Allí arriba, en su cueva, frente al espejo que proyecta su grandilocuente ojo, con todos esos libros que lo veneran y bebiendo de su copa de sangre –el tinto de los de su calaña-, ríe a pierna suelta, sin pasados, sin presentes, sin mañanas. ¿Y para qué hacer otra cosa? Sólo meditan o corrigen los mortales. Él es Dios, así de simple, posee la esencia del respeto y el éxito incondicionales.

Chispa, Ánimo, Memoria, Cuento y Agua. Elegidas por la propia Magdalena Medina Benítez (Sí, la autora de las imagenes chulas).

Las me metido en este microrrelato:

CHICA DE INTERIOR

Los otros creían en aquel cuento de “traumas” y “recuerdos selectivos”. Y ella fingía con buen ánimo y total disposición hacia la mentira. ¡Ojalá hubiese podido olvidar e ignorar el infierno que la esperaba! Pero lo tenía todo guardado y a la menor chispa todo saltaba por los aires. Se le aceleraba el pulso, sudaba, gritaba hasta que el pensamiento se le quedaba parado. Y sí, temía al agua tanto como al diablo, pero no porque la vinculase con la desaparición de su hermano, sino porque el agua también tenía memoria.

Jarrón, Bolígrafo, Cenicero, Tijeras y Cinta Adhesiva. Elegidas por Esther González González.

Ahí van:

INDULTO DEL CINCO DE ENERO

La niña consiguió que el jarrón tuviese puerta y ventanas, con cartulinas, tijeras, un bolígrafo y pegamento de barra. Luego puso tierra en un cenicero, plantó semillas de césped y unió el jardín a la casita con cinta adhesiva. El hámster seguiría viviendo a oscuras pero, esa noche, los Reyes Magos no se darían cuenta.

Y todas estas son las palabras e indicaciones de Sergio Granado: “Tutsi, Cherokee, Monje Shaolin, Celta y Odin. Incluye luces de neon y un ñu. No puede tratarse de una fiesta de disfraces, ni puedes meterlo todo en una misma frase, ni tampoco puedes meter un sueño de por medio, ni escapar del bache haciendo un glosario”.

-Algunos empiezan a ponerse muy exquisitos, ¿no?-

Ahí van:

ESTO QUE VAN…

Un tutsi, un cherokee, un monje shaolin, un celta y el alcalde de Lepe se encierran en una cueva y pasan dos días sin comer ni beber nada. Al tercer día la cueva se agrieta y emerge del subsuelo un enorme panel de luces de neón que reza: “Odín os ha escuchado”. Acto seguido aparece el mismo Odín envuelto en una nube de humo y con un ñu entre los brazos.

-Sacrificaré este ñu sagrado y se lo daré, junto a la receta de la vida eterna, al que más se lo merezca de los cinco.

Los cinco se colocan alrededor de Odín y se concentran durante diez minutos. Pasados los diez minutos abren los ojos y van pidiendo el turno de palabra.

-Yo me lo merezco más que el resto –comenta el tutsi -. El ñu forma parte de la tierra que me vio nacer; si además estamos hablando de un ñu sagrado, se trata de una señal inequívoca de que ese bicho y la receta de la vida eterna han de acabar en mis manos.

-¡Odín, no lo escuches! –exclama el celta -. ¡Dame el ñu y la receta a mí, que soy casi un siervo tuyo!

-¡Callaos! ¡Insensatos! –ordena el cherokee -. ¿Acaso no veis que Odín nos está poniendo a prueba? Ningún Dios sacrificaría a un animal sagrado y menos aún para entregárselo a un hombre.

-El compañero cherokee tiene razón –afirma el monje shaolin –además, hemos venido aquí para meditar y encontrar el camino de la felicidad mística. Ese ñu y la receta de la vida eterna sólo nos traerán desgracias.

-A ver, gente –dice por último el alcalde de Lepe -. Un poco de por favor. Llevamos dos días sin comer, estamos sin fuerzas y eso no es lo peor; lo peor es que cuando el Odín de los cojone se marche y nos deje con el ñu o lo que sea, de aquí no podrá salir nadie porque se ha abierto un boquete que no lo salta ni Llago Lamela. Entonces… Asín, rápidamente, sin pensar mucho; lo suyo sería que cambiásemos al ñu y a la receta por un paleta que reconstruya un poco el tinglao y un trozo de pan más que sea, que mira que somos burros.

-Decidido. Has formulado el planteamiento más inteligente y generoso.  El ñu y la receta de la vida eterna serán para ti –resuelve el gran Odín mirando al lepero.

-Que no, hombre, que no… Que es que yo soy más sencillo que to eso, a mí con unos pescadito fritos y la receta del puchero voy que me mato. Mira, Odín, te voy a decir la verdá; lo de la meditación y la felicidad mística es para esta gente. Yo he venido porque mis sobrinos están de vacaciones en mi casa y ya he quemado todas las excusas posibles. Y yo que sé, al principio, marcharme con esta gente sin móvil y sin ná, se me antojó buena idea. Ahora, ¿qué quieres que te diga? Tengo hambre, estoy cansao y me está entrando claustrofobia. De verdá que no quiero el Ñu ni ninguna receta. Quiero salir de aquí y no volver a ver a mis sobrinos nunca más.

-Está bien, en cuanto acabemos podrás irte a tu casa –dice el gran Odín y acto seguido se gira hacia los otros cuatro -. Mortales, después de hablar con vuestro compañero, he decidido que volvamos a empezar incluyendo un pequeño cambio. Ahora el ganador, además del ñu sagrado y la receta de la vida eterna, se llevará a los sobrinos de este hombre.

Sleeping Satellite

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s