La Ficción Mínima de una Maestra

Dolores Campos Herrero

Estás viva en todos los que te quieren y te leen y, aún cuando ellos se vayan, seguirás estando viva. Tu genio y tu fuerza son inmortales.

Microrrelatos de Dolores Campos-Herrero Navas (1954-2007).

Artes de Augusto Vives.

Palabras finales de Juan Carlos de Sancho.

 

Augusto Vives

Hermosa y rubia es la princesa
y se enamora de ti
como en los cuentos
y coge tu mano con tal suavidad
que comprendo
de qué manera podría yo romper
tu corazón de porcelana.

Dolores Campos-Herrero
‘Chanel Número Cinco’

Arte: Augusto Vives.

 

Augusto Vives

Obsesión

Estoy bastante harto.
Parece que me veo más gorda,
dicen todas las que se me acercan.

Dolores Campos-Herrero
‘Ficciones Mínimas’

Arte: Augusto Vives.

 

 

Augusto Vives

Deberes

Así es la vida. Soy un espejo y debo estar siempre en este lado del armario, lejos de la ternura de las camisas blancas y las ropas de cama.

Dolores Campos-Herrero
‘Ficciones Mínimas’

Arte: Augusto Vives.

 

Augusto Vives

Espejito mágico

Por más que te mires no vas a lograrlo.
No saldrás en las revistas, desnatada, con el bikini de Valeria Mazza.

Dolores Campos-Herrero
‘Ficciones Mínimas’

Arte: Augusto Vives.

 

Augusto Vives

Conozco el final de muchas historias.
Felices desenlaces que me hacen respirar de alivio.
Sin embargo hoy no sé lo qué me pasa.
Mientras leo me sobresalto porque sospecho que la joven princesa,
tan desventurada, tan triste, tan hueca,
no va a encontrar pretendientes guapos,
ni la rueca, ni el pez con un anillo, ni perdices sabrosas.
Ni siquiera, el camino a casa, finalmente.

Dolores Campos-Herrero
‘Ficciones Mínimas’

Arte: Augusto Vives.

 

 

Augusto Vives

Otra de Hansel y Grettel

¿Será anorexia? se pregunta Tristemunda.
La criada de la bruja no entiende
por qué diablos no engordan los malditos niños.

Dolores Campos-Herrero
‘Santos y Pecadores’

Arte: Augusto Vives.

Augusto5Querido, qué ocurrencia.

Cómo voy a salir sin ti.
Y las calles llenas de serpentinas.
Y la luna, allá arriba, grande,
redonda, llena, sin ti.
Querido, qué ocurrencia.
Anda baja de esa silla.
Y quítate esa cuerda.
Deja de jugar conmigo.
No irás a decirme
que te has ahorcado.
Las calles están llenas de máscaras,
cómo voy a salir sin ti.

Dolores Campos-Herrero
‘Chanel Número Cinco’

Arte: Augusto Vives.

 

Augusto Vives

Buenas maneras

Se acostumbró a mandarle todas las mañanas
un mensaje de cordialidad y bienvenida.
Un deseo de salud, feliz trabajo y buenos días.
Llegó a ser un hábito tan arraigado
que le costó variar esta rutina cuando,
por esas cosas corrientes de la vida,
acabó tropezándose con su propia muerte.

Dolores Campos-Herrero
‘Ficciones Mínimas’

Arte: Augusto Vives.

 

Augusto Vives

Petulancia

Nunca cogía, a los primeros timbrazos,
las llamadas del teléfono.
Hay que hacerse respetar,
se decía sintiéndose una mujer deseada.
Mientras tanto, los chicos del supermercado
se desesperaban con aquella clienta
que no respondía y tardaba tantísimo
en abrirles la puerta.

Dolores Campos-Herrero
‘Ficciones Mínimas’

Arte: Augusto Vives.

Augusto Vives

Buenos propósitos

Tengo que hacer algo con mi vida.
Buscar trabajo. Cambiar. Ser mejor persona…

Respiró de alivio cuando el sonido del móvil
la sacó de tan estúpidas reflexiones.

Dolores Campos-Herrero
‘Ficciones Mínimas’

Arte: Augusto Vives.

 

La última vez que nos vimos Lola fue en la cafetería azul de la esquina, tan fugaz tú y yo tan explosivo. Brotaban raíces del suelo y palabras luminosas sobre tu café tibio. En nuestros cuadernos dibujamos tu incertidumbre y mis desatinos. Entonces la tarde se llenó de libros y más esquinas. Quedamos para otro otoño parecido, éste que ahora te escribo. Ya están aquí aquellas hojas y tú que también has venido.

Juan Carlos de Sancho, Las Palmas de Gran Canaria, 20 de octubre de 2015.

 

Juan Carlos de Sancho, Augusto Vives, Judith Bosch y Dolores Campos-Herrero Navas 2015.

Anuncios

3 comentarios en “La Ficción Mínima de una Maestra

  1. Quiero darte las gracias Judith por compartir en tu blog los microrrelatos de Dolores Campos-Herrero, no conocía a esta increible mujer. Leerla ha sido una experiencia diferente, pienso que Carmen es original y única. Limpia y elegante. Realmente me ha fascinado. Leía cada microrelato y lo percibía como envuelto en una delicada, dulce y liviana flor de algodón… abrazando al pensamiento critico de una gran artista comprometida.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s