La muerte tatuada en los huesos

Hay personas que son tuyas para siempre. Te impactan, te llegan y se quedan en tu corazón hasta el fin de los días. Selene Edine, para mí, es una de esas personas. Ha pasado mucho tiempo desde la primera vez que nos vimos y demasiado tiempo desde la última vez que compartimos frente a frente. Ahora, a kilómetros de distancia, seguimos conectando y conversando y su mirada, su sonrisa y su energía, como si jamás se hubieran movido del presente al recuerdo, permanecen delante de mí, tan claros como estas paredes que observo ahora, esta mesa y esta pantalla.

Que disfrutes de la foto y del poema.

Un abrazo.

 

La muerte tatuada en los huesos

Fotografía: Selene Edine.
Texto: Judith Bosch.

 

 

Selene Edine

La muerte tatuada en los huesos,
eso,
es lo único cierto.

Ahora el alma se quitó la camisa,
para sentir a pecho descubierto.

Las emociones
descamisadas,
se pelean con el miedo.

La muerte tatuada en los huesos,
eso,
es lo único cierto
y tontos,
ilusos,
pedimos un seguro de vida
firmado y sellado
por la ley del regreso.

El prado nos grita a la cara
los reproches del encierro,
las lágrimas no lloradas
se cristalizaron,
y por allí tampoco pasó el tiempo.

Las estalactitas caen
ahora
y se despereza
todo lo que no fue recuerdo.

La muerte tatuada en los huesos
es lo único cierto;
antes de estar helados,
antes de que la resignación
y el sinsentido
juntaran sus caminos,
fuimos niños vivos
que nacieron de los sueños.

 

https://www.youtube.com/watch?v=Qb_Sfq6spbk

Judith Bosch 2010.

Fotografía, Selene Edine 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s