Gracias por el ejemplo, machiprogre con ínfulas

En casa llevábamos meses tratando de convencer a Marc (el hijo pequeño de mi pareja) para que colabore en las tareas domésticas como hacemos el resto de habitantes. Después de leer tu artículo ¿Por qué me violenta el feminismo? con Alex (el hijo mayor de mi pareja) y echarnos las risas correspondientes, hemos resuelto imprimir estas palabras y ponerlas en la nevera:
Sigue leyendo

Anuncios

EL ENTRAÑABLE PUTERO DE IZQUIERDAS II PARTE

¿Sabes qué pasa? Cuando decenas de colectivos de izquierdas se empeñan en llamar a la situación de prostitución <<Trabajo sexual>> y en gritar consignas como <<Las trabajadoras sexuales tienen que tener derechos>> (que encubre la frase <<los hombres tienen que seguir teniendo el privilegio de alquilar mujeres>>) o <<No existe feminismo sin trabajadoras sexuales>>, que viene siendo algo así como decir <<Sin esclavitud infantil no hay fin de la pobreza>>, los puteros de izquierdas, que hace varias décadas se escondían para ir a alquilar mujeres, empiezan a venirse arriba y a dar clases abiertamente: clases de feminismo, de masculinidad, de tolerancia, de igualdad y de historia. Sigue leyendo

El 8 de marzo de los puteros y la postverdad

Esta semana, FB ha vuelto a bloquearme la cuenta porque otra horda de puteros ha denunciado una de mis publicaciones.

En esta ocasión, junto a más compañeras, recordaba el infierno en la tierra que ha supuesto la legalización de la prostitución en Alemania, país en el que mujeres embarazadas pueden ser penetradas por quince hombres a la vez en nombre de la libre elección y el derecho al trabajo.

Sigue leyendo

Al encuentro de nadie

Fotografías: Alex Miranda.

Texto: Judith Bosch.

Al encuentro de nadie

El sol sobre el asfalto
se extiende igual que el barniz
hacia un mañana que me espanta.

El aire de agosto entra a llamaradas
por las ventanillas abiertas.

Papá retuerce el volante entre los dedos
—raices sin tierra que se enredan
buscando calor en cualquier brazo—.

Mamá maldice su esencia,
lazando los ojos rabiosos
contra la piel del mar
—Ya no rebuzna lágrimas secas,
sin locura con la que fingir que todo pasa
ya no hay resignación que aguante entera
los golpes de tambor que calientan sus sienes—.

Quizás allí atrás,
perdida en la complejidad de ese lugar
que jamás sentí mío,
con más tristeza y culpas
de las que mi edad puede aguantar,
busco el sonido de una guitarra y,
como quien se dedica a esperar fantasmas,
lo encuentro entre las nubes que huyeron.

Quizás allí atrás,
empiezan a deshacerse mis miedos,
quizás lo malo por venir no sea tan malo,
ni lo bueno soñado,
tan bueno,
quizás la serenidad me tienda la mano,
escondida entre zarzales,
y dejar de sufrir se me antoje tan raro
como bajarme del coche
y correr,
sin destino,
al encuentro de nadie.

 

Alex Miranda y Judith Bosch 2018

 

 

 

MI VIENTRE NO SE ALQUILA

El 24 de marzo, mis compañeras y hermanas feministas se unieron para llevar a las redes sociales el debate sobre el alquiler de úteros, ese fenómeno de regresión social que las creencias patriarcales, potenciadas en un contexto socieconómico en el que todo es susceptible de ser comprado o alquilado, publicitan bajo el término “Gestación Subrogada”.

LA CAMPAÑA FUE UN EXITAZO ROTUNDO, CON ECO LOS DÍAS SIGUIENTES EN BASTANTES MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Sigue leyendo